Reemplazar una comida por un batido, ¿sirve para adelgazar?

 

Reemplazar una comida por un batido, ¿sirve para adelgazar?

muchas alternativas que se encuentran en el mercado para ayudarnos a adelgazar, cada vez son más frecuentes los sustitutivos de comida, es decir, el hecho de reemplazar una comida por un batido u otro producto comercial, pero esta estrategia ¿realmente sirve para adelgazar?

Sustitutivos de comida para perder peso

Para dar respuesta al interrogante del titular es fundamental saber que un sustitutivo de comida es cualquier producto que se propone como el reemplazo a un plato de comida. Así, solemos encontrar desde batidos y barritas que son las opciones más frecuentes, hasta zumos, yogures e incluso píldoras que concentran variedad de nutrientes y las calorías que nuestro cuerpo necesita al momento de perder peso.

Se promocionan como la opción ideal cuando no tenemos ni deseos ni tiempo de cocinar pero buscamos perder peso. Así, marcas reconocidas como Siken o Herbalife y sus productos Formula 1, proponen alternativas de sustitutivos de comida ideales para perder peso.

EN VITÓNICA

Los ultraprocesados del mundo del fitness: buen márketing pero mala composición

La mayoría de los productos que se proponen en reemplazo de una comida poseen pocas calorías, por ejemplo, alrededor de 200 Kcal por ración en el caso de algunas barritas sustitutivas y además, algunas alternativas son ricas en proteínas de manera que brindan saciedadfácilmente.

Así, ofreciendo los nutrientes de una comida saludable y muy ligera, los sustitutivos pueden ayudarnos a lograr el déficit calórico que todos necesitamos al momento de perder peso, siendo por ello los aliados perfectos de las personas que no quieren cocinar o no pueden y también de aquellos que no son amantes de la comida saludable que nos ayudaría a adelgazar.

¿Realmente ayudan a adelgazar?

Si pensamos en reemplazar una o dos de nuestras comidas diarias por un batido de Herbalife Formula 1 por ejemplo, que sólo aporta 221 Kcal por ración, es claro que estaremos reduciendo considerablemente nuestro aporte de calorías pudiendo por ello lograr un descenso de peso.

Así, los sustitutivos sirven para adelgazar, pero no son una verdadera ayuda ni tampoco una opción saludable, pues todos los sustitutivos no son comida real, es decir, son ultraprocesados con buena fama y por ello, la gran e inmensa mayoría de ellos poseen azúcares añadidosen su interior que todos deberíamos reducir al momento de cuidar la salud y perder peso.

Por otro lado, por no realizar una comida propiamente dicha sino tomar un batido o consumir una barrita en su reemplazo, seguir un plan de adelgazamiento a base de sustitutivos nos aleja de eventos sociales y comidas familiares, reduciendo así las posibilidades de sostener la estrategia a largo plazo. Es decir, el uso de sustitutivos para adelgazar suele tener baja adherencia y es por ello, una opción temporal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *