Ejercicios en el agua

Ejercicios en el agua

  1. Consulta con tu médico para saber si nadar o practicar otros ejercicios acuáticos van bien para tu condición. El médico te aconsejará qué estilos de natación deberás evitar o el equipo que te será útil.
  2. 2
    Apúntate a clases de natación si no te acuerdas de los estilos o si no has nadado nunca.
  3. 3
    Cómprate un bañador estilo profesional, gafas de natación y un gorro. Si eres propenso a las infecciones de oído, ponte tapones.
  4. 4
    Empieza con la braza. Acuéstate boca abajo en el agua, toma aire y sumerge el pecho y la cabeza mientras que los brazos se extienden hacia delante bajo el agua. Al mismo tiempo, separa los pies y dobla las piernas a medida que tus brazos se mueven en círculo, hasta que estén juntos bajo el pecho. Saca la cabeza para respirar.
  5. 5
    Sigue con el crawl, considerado el más rápido en la natación competitiva. En este estilo, tienes que dar pequeñas patadas mientras que los brazos se extienden a la vez enfrente de tu cuerpo y se mueven hacia debajo de ti. Ve a tu propio ritmo y alterna girando el cuello para girar después de 2 a 10 brazadas, dependiendo de tu capacidad pulmonar.
  6. 6

    Prueba el estilo de espalda para trabajar los músculos opuestos. Acuéstate boca arriba y, de nuevo, pega pequeñas patadas. Extiende un brazo al lado de tu pierna y llévalo hacia el agua detrás de tu cabeza.

    • Para completar el estilo, empuja con el brazo cuando complete el círculo al rededor de tu muslo y haz lo mismo con el otro brazo.
  7. 7
    Pregúntale a tu instructor por otros estilos.
  8. 8
    Empieza nadando 15 o 20 minutos cada vez y aumenta para crear una rutina.
  1. Consulta con tu médico para saber si nadar o practicar otros ejercicios acuáticos van bien para tu condición. El médico te aconsejará qué estilos de natación deberás evitar o el equipo que te será útil.
  2. 2
    Apúntate a clases de natación si no te acuerdas de los estilos o si no has nadado nunca.
  3. 3
    Cómprate un bañador estilo profesional, gafas de natación y un gorro. Si eres propenso a las infecciones de oído, ponte tapones.
  4. 4
    Empieza con la braza. Acuéstate boca abajo en el agua, toma aire y sumerge el pecho y la cabeza mientras que los brazos se extienden hacia delante bajo el agua. Al mismo tiempo, separa los pies y dobla las piernas a medida que tus brazos se mueven en círculo, hasta que estén juntos bajo el pecho. Saca la cabeza para respirar.
  5. 5
    Sigue con el crawl, considerado el más rápido en la natación competitiva. En este estilo, tienes que dar pequeñas patadas mientras que los brazos se extienden a la vez enfrente de tu cuerpo y se mueven hacia debajo de ti. Ve a tu propio ritmo y alterna girando el cuello para girar después de 2 a 10 brazadas, dependiendo de tu capacidad pulmonar.
  6. 6

    Prueba el estilo de espalda para trabajar los músculos opuestos. Acuéstate boca arriba y, de nuevo, pega pequeñas patadas. Extiende un brazo al lado de tu pierna y llévalo hacia el agua detrás de tu cabeza.

    • Para completar el estilo, empuja con el brazo cuando complete el círculo al rededor de tu muslo y haz lo mismo con el otro brazo.
  7. 7
    Pregúntale a tu instructor por otros estilos.
  8. 8
    Empieza nadando 15 o 20 minutos cada vez y aumenta para crear una rutina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *