Tips para curar el resfriado y la gripe

Tips para curar el resfriado y la gripe

El frío aumenta la incidencia de resfriados. Pero, ¿sabemos diferenciar entre resfriado y gripe? ¿Por qué se dan más casos en invierno? ¿Qué consejos podemos seguir para prevenir y aliviar los síntomas? Aquí tienes las claves para distinguir entre ambas dolencias y 10 consejos para prevenir y aliviar sus síntomas

El doctor Javier Sánchez explica los motivos del aumento tanto de resfriados como gripes: “Con el frío, disminuye la capacidad defensiva de las vías respiratorias, se dan las condiciones de humedad y temperatura propicias para la supervivencia de los virus causantes de estas infecciones y pasamos más tiempo en espacios cerrados, lo que indirectamente favorece el contagio”.

De hecho, en 2015, el III Estudio CinfaSalud sobre “Percepción y hábitos de la población española en torno al resfriado y la gripe”, elaborado por Cinfa con el aval de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), corroboró que son los cambios bruscos de temperatura (57,5%), el contagio dentro del entorno familiar (32,9%) o laboral (20,7%) y tener las defensas bajas (23,1%) las principales causas por las que los españoles creen contraer resfriados o gripe.

Estos factores más habituales durante el invierno incrementan, por tanto, las probabilidades de sufrir en esta época resfriados o gripe, patologías que de por sí ya constituyen dos de las enfermedades infecciosas más comunes en los hogares españoles.

De hecho, cerca del 75% de los encuestados afirma sufrir alguna de estas afecciones al menos una vez al año; incluso, uno de cada cinco españoles (20,6%) asegura padecerlas tres o más veces al año.

La investigación concluyó también que los síntomas de resfriado más frecuentes que padecen los españoles son mucosidad nasal (93,8%), nariz tapada (92,2%), estornudos (85,2%), cansancio (81,1%) y dolor de garganta (78,7%) y de cabeza (71,5%).

Si bien es cierto que estas molestias no son graves, en muchos casos, resultan tan intensas que acaban alterando la vida diaria de quien las padece y repercuten en su actividad laboral y social.

Así lo afirmaba la mitad de los españoles (48,6%), que señalaban que los síntomas del resfriado y la gripe les impedían continuar con su ritmo cotidiano, si bien seguían yendo a trabajar.

El 92% de los encuestados afirma saber diferenciar un resfriado y una gripe. Tal y como explica el experto de Cinfa, el doctor Sánchez, “la principal diferencia que podemos detectar es que los resfriados cursan sin producir fiebre alta, mientras que en los procesos gripales es normal la aparición de episodios febriles, que llegan incluso a oscilar entre los 38ºC y 40ºC, y que pueden dar origen a situaciones de mayor gravedad. También son propios de la gripe el dolor muscular o el cansancio muy acusado”.

En cualquier caso, y puesto que el tratamiento de estas enfermedades es únicamente sintomático, la mejor opción para evitar sus inconvenientes es la prevención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *